Raquel Manjavacas Blanco. Gerente de AEDIS (Asociación Empresarial para la Discapacidad) Anterior José Francisco Arboniés... Próximo Jesús Flores Director...

Raquel Manjavacas Blanco. Gerente de AEDIS (Asociación Empresarial para la Discapacidad)

Raquel Manjavacas es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster de Práctica Jurídica por el Centro de Estudios Jurídicos Ignacio de Loyola y Máster en Administración y Dirección de fundaciones y otras entidades sin ánimo de lucro por el Centro Internacional Carlos V, de la Universidad Autónoma de Madrid.

Tiene una amplia experiencia en el Tercer Sector. Ha sido directora gerente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA) durante 10 años, manteniendo una estrecha relación con las Administraciones Públicas.

Entre 2002 y 2003, también fue directora de la Fundación Instituto de Cultura del Sur, una entidad sin ánimo de lucro para la promoción de la convivencia intercultural.

Desde abril de 2014 es directora gerente de AEDIS.

Nos podrías explicar brevemente cuál es la función de AEDIS y a quién representa?

AEDIS, es la Asociación Empresarial para la Discapacidad. Es una organización empresarial, de ámbito estatal, promovida por Plena Inclusión, para la representación y defensa de los derechos de las empresas que se dedican a la prestación de servicios de atención, asistencia, educación e integración laboral de las personas con discapacidad.

AEDIS se configura como la patronal mayoritaria en el sector de atención a personas con discapacidad, ya que representa a 226 organizaciones en las que trabajan más de 25.000 personas.

En definitiva, todas las entidades que están en torno a Plena Inclusión y prestan algún tipo de servicio están aquí representadas.

Nuestras actividades son muy variadas. En lo que se refiere al empleo, nuestros objetivos prioritarios son, por un lado, conseguir unas relaciones laborales que permitan el desarrollo, en el marco laboral, de las personas con discapacidad y de los profesionales del sector. Y, por otro,avanzar en un modelo de empleo para las personas con discapacidad flexible que favorezca su plena inclusión.

AEDIS ha desarrollado un proyecto en el que se recoge un nuevo modelo de empleo para las personas con discapacidad intelectual. ¿Cuál es la motivación que lleva a crear un nuevo modelo de empleo? ¿en qué consiste? y ¿por qué es innovador?

El motivo por el que AEDIS se plantea impulsar un nuevo modelo de empleo es, sobre todo, dar una respuesta a la realidad de las personas con discapacidad en su entorno socio-laboral. Actualmente, el sistema está hecho para que la persona encaje en las opciones existentes. Existen diferentes recursos, Centros Ocupacionales, los Centros Especiales de Empleo, Viviendas Tuteladas…, a los que después de una valoración, se deriva al usuario. El servicio al que se le deriva es el que se ajusta a las características del usuario, en ese momento, y aunque a los largo de su vida esas características cambien, no necesariamente cambia el recurso.

Por otro lado, sucede que si la persona transita al Centro Especial de Empleo o a la empresa ordinaria, pierde su plaza en el Centro Ocupacional en más o menos tiempo, dependiendo de la comunidad autónoma. Esto hace que las personas con discapacidad y sus familias sientan un vértigo, que en muchas ocasiones “frena ese salto” al empleo, ya que, en el caso de que por el motivo que sea, el empleo no se mantiene en el tiempo, se enfrentan a perder el recurso.

Por todo esto y siendo conscientes de la realidad, AEDIS se plantea impulsar una propuesta que dote al sistema de flexibilidad, es decir, un itinerario vital a la persona, en el que tenga derecho de retorno, que sea el sistema el que se adecúe a la persona y no al revés.

Además, hay una tasa de desempleo e inactividad altísima en el colectivo de personas con discapacidad intelectual. En AEDIS, pensamos que lo que puede hacer que eso se revierta es un sistema de formación para el empleo adecuado. Que sin que exista una profunda modificación normativa, demos una formación que tienda a dar una cualificación adecuada a la persona con discapacidad intelectual, que garantice el tránsito a un empleo de calidad y con posibilidades de éxito.

Para esto, el modelo hace una apuesta muy potente por la formación dual, es decir, combinar la formación y el trabajo dentro del Centro Especial de Empleo. “Aprender haciendo, es la mejor apuesta de formación para las personas con discapacidad intelectual”.

En definitiva, es necesario un nuevo modelo de empleo, ya que la mayoría de las opciones que ofrece la ley a las personas con discapacidad intelectual son fruto de la normativa creada hace más de 30 años, que se ha ido modificando sin hacer, en ningún momento, un planteamiento global.

El modelo de empleo que propone AEDIS, es un proyecto innovador en el que se está trabajando actualmente, y que tiene dos velocidades. Hay una primera parte teórica, ya desarrollada, pero viva, que define qué queremos y hacia dónde queremos ir en lo que se refiere al empleo y la formación de las personas con discapacidad y una segunda parte, que será la implantación en función de las diferentes legislaciones.

Hay comunidades autónomas, en las que está más desarrollado porque tenían una legislación más favorable y se ha podido ir avanzando, como es en Baleares o Castilla y León. El proyecto se ha presentado en algunas comunidades autónomas y en entidades particulares, donde está teniendo buena acogida.

¿En qué crees que beneficia el modelo de empleo a las personas con discapacidad y sus familias?

La mayor bondad del modelo es que se ha elaborado desde un enfoque global y teniendo como eje central a la personas con discapacidad, su itinerario vital y su entorno.

Como he comentado, es un modelo basado en la flexibilidad y en la seguridad, garantizando el derecho de retorno y que apuesta por la cualificación profesional como elemento facilitador de la empleabilidad de la persona.

¿Qué acogida ha tenido el nuevo modelo, en los lugares donde se ha presentado? ¿Y qué es necesario para que pueda empezar a desarrollarse?

La propuesta de AEDIS está teniendo muy buena acogida allí donde hemos tenido oportunidad de presentarlo, sobre todo, teniendo en cuenta que se trata de introducir cambios importantes. Se está proponiendo una formación adecuada que facilite el acceso a un empleo de calidad, para las personas con discapacidad. Es difícil ponerle pegas.

Es verdad que va a costar cambiar la mentalidad. Todos estamos imbuidos en lo que tenemos ahora. Alguien que lleva toda la vida en un Centro Ocupacional, va a ser difícil que se anime a cambiar de recurso si sabe que no tiene posibilidad de volver. Quizá ese sea uno de los hándicap, que se puede encontrar el modelo en un futuro: romper la barrera entre lo que hay y lo que queremos que haya.

En AEDIS, pensamos que la manera más fácil de romper esa barrera será la aplicación práctica del modelo en los lugares que sea posible y comprobar que funciona.

También es importante señalar, que si existiese una combinación de recursos, que hoy en día funcionan por separado, sería más sencillo desarrollar el modelo que proponemos. Por ejemplo, los Centros Ocupacionales dependen de Servicios Sociales, en cambio, los Centros Especiales de Empleo dependen de la Consejería de Empleo o la formación de Educación. Al final, esto hace que sea difícil llegar a un consenso, que la comunicación no se comparta y que los recursos sean poco eficientes.

Existe una histórica lucha, incluso dentro de las propias entidades, que enfrenta el empleo en la empresa del mercado abierto y el empleo en el Centro Especial de Empleo ¿cómo se solventa ésto en el modelo?

El modelo hace una apuesta radical por el empleo de calidad allí donde esté la persona con discapacidad. Como señalábamos antes, nuestra propuesta pretende ofrecer la posibilidad de que las personas se sitúen en el lugar que mejor se adapte a sus necesidades y le procure llevar una vida plena, con independencia del lugar, ya sea en el mercado ordinario o en el ámbito de un Centro Especial de Empleo.

Uno de los principales objetivos de nuestra asociación, es contribuir a conseguir empleo de calidad para las personas con discapacidad y eso no se puede conseguir sin una cualificación adecuada. Así pues, uno de los recursos imprescindibles dentro del modelo de inserción de AEDIS es la formación dirigida a la obtención de un certificado de profesionalidad, conseguido por medio de la formación profesional dual, en la que intervendrían directamente los Centros Especiales de empleo, como alternativa eficaz y novedosa para la cualificación de las personas con discapacidad.

¿Refleja el modelo de empleo que propone AEDIS algún tipo de incentivo o elemento facilitador para los Centros Especiales de Empleo que favorezcan el tránsito a empresas del mercado abierto?

Es necesario cambiar la normativa y dotar de recursos a los Centros Especiales de Empleo para que sean elementos facilitadores del cambio al empleo ordinario cuando sea posible. Aunque no esté plasmado en el modelo un porcentaje de tránsito, sí se contempla trabajar sobre esto en el futuro. De tal forma que los Centros Especiales de Empleo realicen su actividad económica y además, a través de la formación dual, preparen a personas para salir al mercado ordinario de trabajo.

En general tanto el Centro Especial de Empleo como cualquiera de los recursos que prestan nuestros socios deben pasar de ser compartimentos estancos a algo más global.

¿Qué papel crees que juega una Fundación como la nuestra? ¿Qué le dirías a las personas con discapacidad intelectual, sus familiares y trabajadores del sector sobre lo que hemos comentado?

Entidades como Fundación Carlos Martín, con una vocación tan marcada hacia la promoción del empleo tienen un papel fundamental en conseguir que el derecho al empleo sea una realidad que permita la independencia y la inclusión de las personas con discapacidad intelectual.

Todos, ya sean profesionales, familiares, personas con discapacidad… debemos trabajar para fomentar la inserción laboral de las personas con discapacidad, sea cual sea el área en que intervenimos.

… Por Laura López.