Cristina Arauzo Ruiz-Capillas Anterior José Manuel Miranda... Próximo José María Crucelaegui...

Cristina Arauzo Ruiz-Capillas

Diplomada en Trabajo Social. Desde el 2004 forma parte del equipo docente de la asociación Dan Zass impartiendo clases semanales en diferentes centros educativos, asociaciones y centros de atención a personas con y sin diversidad funcional de diferentes edades. Bailarina y coreógrafa de diferentes montajes escénicos de danzateatro con bailarines con y sin diversidad funcional. Formadora de cursos formativos sobre Danza-Teatro y Diversidad Funcional. Complementa sus diferentes tareas investigando una metodología para hacer la danza accesible a todas las personas independientemente de su diversidad.

Cris, ¿nos puedes explicar en qué consiste la Danza Teatro para personas con discapacidad?

Puedo explicarlo de la manera que lo entendemos desde Dan Zass, ya que supongo existen varias formas de entenderlo. Nuestra metodología se basa en el movimiento natural que todas las personas tenemos. Danzar y expresar sin esconder la diversidad, buscando la unidad escénica entre las personas con y sin diversidad funcional. Enriqueciendo a las artes escénicas a través de la participación directa como protagonistas, de cuerpos y mentes diversas, orientando nuestro trabajo no como un fin terapéutico si no con un fin artístico.

En los tiempos que corren, ¿cómo se financian este tipo de proyectos? 

Existen actualmente dos fuentes de financiación: la propia de la entidad y a través de ayudas o subvenciones tanto públicas como privadas. La financiación propia, principalmente se cubre a través de la cuota que abonan las familias o asociaciones donde impartimos las clases semanalmente. También contamos con los ingresos de otros proyectos: actividades puntuales en asociaciones o centros educativos: actuaciones y talleres de danza-teatro y cursos formativos a profesionales que quieran ampliar o iniciar su formación en Danza Teatro con personas con diversidad funcional. Este año como novedad en el mes de mayo vamos a realizar una muestra de danza-teatro con fines benéficos. Y por otro lado, existe la financiación a través de ayudas u obras sociales. Algunas de ellas van destinadas al proyecto general de Dan Zass y otras que solicitamos destinadas a proyectos concretos, generalmente con una duración escolar: por ejemplo, en ocasiones nos han concedido ayudas para crear una pieza coreográfica donde participaban personas con y sin diversidad funcional, o talleres puntuales en centros educativos. Existen también entidades que directamente solicitamos que bequen la actividad a un alumno o a un grupo concreto, bien la totalidad o una parte, becando la otra parte Dan Zass o aportando una parte la familia. Dado que Dan Zass es una asociación sin ánimo de lucro, destinamos todos los fondos al pago de los salarios de las docentes y otros profesionales, becas anuales a alumnos⁄as que por su circunstancia personal no pueden abonar la totalidad de la actividad, participación en proyectos, como ha sido el caso de la colaboración en el Certamen DanzaMobile de Sevilla junto con la Fundación Carlos Martín, y demás gastos de gestión y mantenimiento de la asociación.

Durante el curso de formación con la FCM, conociste el trabajo que venimos desarrollando durante los últimos 7 años en este ámbito, ¿qué te pareció?

Me pareció muy interesante que una Fundación de atención a personas con diversidad funcional destine tiempo, energía y presupuesto para realizar actividades artísticas. Creo que es interesante incluir éste tipo de actividades tanto en el Centro Ocupacional como en el Centro de Día y no como actividades puntuales, si no algo más formativo para los usuarios. De los trabajos que me mostraron, vi muy interesante el trabajo de escenografía que tenían sus montajes. Y creo muy importante que la Fundación Carlos Martín forme a sus trabajadores en éste ámbito, ya que aunque no sean profesionales de las artes escénicas, si pueden impartir sesiones de danza en sus actividades del Centro de Día y Centro Ocupacional.

Trabajas con varias entidades, ¿qué te llamó la atención de Paco, para animarte a participar con él en un certamen como Escena Mobile? 

Es cierto, en Dan Zass actualmente existe más de 100 alumnos⁄as que acuden semanalmente a las clases y podríamos haber valorado presentarnos con un bailarín que ya conociéramos. Los motivos que nos llevaron a plantear el proyecto junto con Paco fueron varios aspectos: en primer lugar la edad. Debía ser una persona mayor de edad, por lo que gran parte de nuestro alumnado no podría ser ya que, en su mayoría son menores. Por otro lado, la buena disposición y profesionalidad de los trabajadores que asistieron al curso formativo que impartimos en la Fundación Carlos Martín, nos hizo plantearnos el proyecto, como un proyecto conjunto, el cual, nos daba tranquilidad de un trabajo equitativo y de profesionales responsables. Además, el hecho de realizarlo entre las dos entidades, permitía que otras personas participaran, facilitando el trabajo puesto que este se diversifica. Eso desde una parte logística. A nivel artístico dimos importancia a que la Fundación Carlos Martín tuviera experiencia en actividades de danza y diversidad, nos entendíamos al hablar, no era empezar de ¨0¨. Y luego Paco, es una persona con mucha presencia escénica, tiene mucho enganche, no pasa desapercibido, incluso podemos decir que embelesa. Su color de piel, su nariz, su mirada, su cuerpo tan delgado y tan musculoso a la vez. Me cautivo una persona tan afectada motrizmente y con tanto que decir, con tanto que bailar. Y mi planteamiento fue siempre hacer evidente quien es Paco, por eso decidí bailar los dos en el suelo y no pasar ninguno de los dos de estar sentados, de igual a igual, y yo incluir en mi danza movimientos de Paco, su forma de voltear, de colocar sus manos en el suelo, sus dedos entrelazados…Buscar que movimientos, que secuencias podíamos desarrollar para crear una pieza de 10 minutos. Toda la pieza ha salido del trabajo de improvisación entre Paco y yo. En ocasiones se hacía difícil el no disponer de un espejo para ver la estética de lo que iba saliendo, y más cuando a la vez eres coreógrafa y bailarina. Por eso nos ayudaron mucho el que nos vieran a ver ensayar los trabajadores y voluntarias de la Fundación, para darnos devolución de lo que hacíamos o nos grabaran para poder vernos después y valorar. Fue un gran trabajo de equipo. Al igual que en Sevilla, las dos personas que acudieron del Centro de Día, demostraron en todo momento de una gran profesionalidad, y ganas de estar. Yo apenas les conocía de los ensayos y era pasar mucho tiempo con ellos y lo hicieron muy fácil. Fue una gran experiencia. Al igual que el resto de profesionales que acudieron a vernos en directo y los que no pudieron asistir, con los que estuvimos en contacto todo el fin de semana. Estuvimos muy arropados.

¿Cómo ha sido tu experiencia durante estos meses de ensayos con Paco en el Centro de Día FCM? 

Ha sido una gran experiencia, me he sentido muy bien acogida y tratada, y eso para Dan Zass ha sido importante para tomar la decisión de realizar éste proyecto conjunto. Hemos sido un gran equipo, ya que el proyecto no se queda solo en la actuación de Paco y Cris, detrás hay mucho trabajo diverso de muchas personas. Desde la gestión y coordinación con la organización del festival, con la familia de Paco, conseguir la música, el vestuario, las fotos, los vídeos, vernos en los ensayos, animarnos, el acudir desde el Centro Ocupacional también para vernos ensayar….ha sido una creación colectiva. Quiero hacer una mención especial de agradecimiento al artista El Topo por cedernos su canción ¨Para Volar” por su gran importancia en el proyecto.

Recibisteis una mención especial del Jurado. Para Paco fue una experiencia única, ¿cuál fue tú sensación? 

Para mí fue una sensación mágica, una enorme satisfacción. Era la primera vez que actuábamos juntos, apenas nos conocíamos de cuatro meses, los ensayos habían sido semanales, de no más de una hora, ya que suponía mucho esfuerzo físico para Paco. Muchas de las compañías que acudieron ya las conocía, Dan Zass lleva funcionando desde 2004, y conocía el trabajo profesional de muchas de ellas que se presentaban. Trabajos de gran calidad, compartiendo escenario con bailarines⁄as y coreógrafos que llevan años en escena dentro de la Danza y Diversidad. Y nos otorgaron una mención especial del jurado, no es tan fácil, para mí ha sido una magnífica experiencia.

Desde tu experiencia, ¿animarías a la Fundación Carlos Martín y a otras entidades a participar en este tipo de proyectos? 

Creo que es muy interesante que los centros de atención a personas con diversidad funcional se planteen actividades artísticas, no solo danza, también música, pintura, fotografía, escultura… Además, cada vez más profesionales de las artes, se especializan en el trabajo dentro de la diversidad, por lo que se puede ofrecer a los usuarios una formación muy rica y de calidad. Creo que a través del arte se expresan muchas emociones, es un gran sistema de comunicación, de creatividad. Es más creo que todo el mundo tenga o no diversidad debiera practicar alguna disciplina artística.
… Por Isabel Bermejo y Cristina García.